¿Se puede jugar en la NBA con seis faltas?

Home » Curiosidades de Basket » ¿Se puede jugar en la NBA con seis faltas?

Un hecho ha relanzado esta pregunta, ¿se puede jugar en la NBA con seis faltas? Durante el partido Los Angeles Lakers vs Cleveland Cavaliers, el pívot del equipo de Los Ángeles, Robert Sacre, no fue expulsado a pesar de cometer su sexta falta personal.

La respuesta es sí, en la NBA se puede jugar con 6 faltas pero sólo en caso de que el equipo vaya a quedarse con menos de cinco jugadores disponibles.

Por aclarar, en la NBA, cuando un jugador comete su sexta falta personal es expulsado, mientras que en las competiciones reguladas bajo el Reglamento FIBA un jugador es expulsado cuando comete la quinta falta personal.

Se puede jugar con seis faltas personales, en algunos casos

Robert Sacre terminó el partido con 6 faltas

Robert Sacre terminó el partido con 6 faltas

Mientras que en las competiciones europeas si un jugador es expulsado, es expulsado y punto, en la NBA atienden a otros factores; la mayor diferencia radica en que el reglamento FIBA contempla la “derrota por inferioridad”, esto significa que si un equipo se queda sin jugadores (con menos de dos) pierde el partido por una diferencia de puntos que establece la competición, y sí, da igual que sea por lesiones, expulsiones, descalificaciones…

En cambio, en la NBA se puede jugar con seis faltas si el equipo se va a quedar con menos de cinco jugadores, se antepone que el juego siga siendo un cinco contra cinco a los problemas de faltas personales. Aunque se aplica una excepción, cada falta que cometa ese jugador ya cargado con seis faltas será una falta técnica

MIRA ESTO ->  El coche de Serge Ibaka, un Maserati

¿Qué le pasó a los Lakers?

En el caso de los Lakes en su partido contra Cavaliers pasó exactamente eso, por diversas lesiones sólo pudieron presentarse al inicio del partido 8 jugadores angelinos, durante el trascurso del partido se dieron tres bajas más: Nick Young, Chris Kaman y Jordan Farmar, quedando sólo cinco jugadores.

A poco más de tres minutos del final del partido, Robert Sacre cometió su sexta falta con lo que todo el mundo esperaba que fuese expulsado. Pero no fue así, los árbitros aplicaron una regla que impide que un equipo NBA se quede con menos de cinco jugadores en el campo, con la única pega de que, en caso de cometer una falta personal además de las seis faltas ya cometidas, hubiese sido sancionado con falta técnica.